Ideas para salones rústicos. La calidez de la naturaleza en tu sala de estar

¿Decidida a que la naturaleza entre a tu hogar? Los salones rústicos son tu opción ideal. Impregna tu casa de colores y olores que te recuerden el campo, llénala de sencillez y tranquilidad. El estilo rústico mezcla lo rural con lo autóctono, y si le sumas ese toque tuyo  personal, conseguirás la fórmula perfecta.

Imagínate llegar cansada a casa y poder sentarte plácidamente con tu familia alrededor de una mesa o en un cómodo sofá de cuero, esa es la mejor liberación del mundo. El salón es un lugar para conversar y disfrutar con tus seres queridos, por eso necesitas de un ambiente rural que muestre la calidez que te caracteriza. Aquí te vamos a ayudar a darle ese delicioso sabor local y natural a tus salones. ¿Preparada? Sigue leyendo nuestras ideas para convertirte en toda una decoradora.

Elementos decorativos en un salón rústico. Detalles que hacen la diferencia

Hacer que tu salón tenga ese aire rústico es muy sencillo, sólo deja que tu imaginación represente el olor a flores y madera que te encanta. Aquí encontrarás ideas sobre los elementos básicos en este estilo de decoración, escoge los que más se parezcan a ti.

Muebles rústicos y artesanales

El mobiliario es fundamental en las salas rústicas. Aprovecha ese mueble de madera que tienes, colócale a los lados unas mesitas en hierro forjado con tope de vidrio y ¡listo! Ya tienes los protagonistas de tu sala. También puedes agregar muebles artesanales de mimbre, combinados con cuero o telas crudas. Lo rústico acepta cualquier imperfección que tenga el mueble, así que si lo hiciste tú misma y tiene algún pequeño detalle, no le des importancia, ¡lúcelo con orgullo! Sería fantástico que incorporaras a la decoración una chimenea de ladrillos para representar el calor de tu hogar y la unión familiar.

Cojines con tonalidades del campo

Si utilizas colores tierra estarás llevando hasta tu sala la calidez del campo. Añade fuerza a la decoración con cojines, cortinas o tapetes en tonalidades verdes, naranjas o rojizas; pero ten cuidado, escoge sólo un color para contrastar, no queremos recargar el ambiente.

Paredes con un toque rústico

Las paredes juegan un papel importante. Si quieres destacarlas, puedes revestirlas de piedras o decorarlas pintándolas con la técnica de esponjado. Le darás esa tonalidad y textura que harán de tus salones rústicos lugares románticos y acogedores.

Lámparas para iluminar tu salón

¿Te gustan las lámparas? En tus salones rústicos tienen cabida perfecta. Existen de varios diseños: candiles con pantallas de vidrio, lámparas en hierro forjado con aspecto envejecido o faroles con bombillos en forma de vela. Además de  decorativas, las lámparas son elementos ideales para la iluminación. Distribúyelas creando un ambiente sobrio y sencillo a la vez. Dale tu toque personal a este estilo.

Las plantas son clave en el estilo rústico

Las plantas no deben faltar, aportan frescura a tu salón. Te sugerimos colocarlas en estos lugares: en el suelo, sembradas en macetas de barro, en la mesa central, en un estante o en la chimenea. También puedes usarlas para cubrir un espacio visualmente vacío, ahí quedarán perfectas. Las flores son un punto casi obligado en los salones rústicos. Puedes elegir entre plantas con flores o arreglos de flores secas, en tonos cálidos y armoniosos. Si quieres darle esa pincelada personal a tu salón rústico, coloca un arreglo floral multicolor, ¡Como si las hubieras recogido directamente del campo!

Alfombras que son el centro de atracción

¿Quieres cambiar el piso del salón para ponerlo de madera? ¡Esas son palabras mayores! Pero esto no te impedirá darle a tu piso un aspecto rústico. La clave es una alfombra. Dale una atmósfera íntima y agradable a tu sala. Delimita un área con una alfombra en colores cálidos, hecha con fibra natural como el yute. Si deseas que sea el centro de atracción visual, coloca una con diseño estampado en tonos que realcen tu decoración rural, pero nada de líneas geométricas, que no van con este estilo.

Las artesanías son el complemento perfecto de un salón rústico

Muéstrale a quienes visiten tu hogar esas hermosas artesanías que representan la región donde vives. Estos detalles elaborados a mano cobran relevancia en los salones rústicos. Coloca sobre el mueble de madera la manta a cuadros que tejiste. Otra idea es que elabores un collage con fotos familiares: enmárcalo con madera y verás como destaca en tu pared. Las cestas de mimbre, jarrones de barro o hasta flores de madera son elementos decorativos de gran valor en el estilo rústico.

Tendencias actuales de los salones estilo rústico

Ahora bien, puedes combinar la decoración rústica con otros estilos, creando el tuyo propio.  Aquí encontrarás tres opciones. Ajústalos a tu espacio, refleja tu personalidad y ¡manos a la obra!

Salones rústicos blancos. El estilo nórdico con un toque de naturaleza

En el estilo nórdico el color blanco es el rey.  ¿Qué hago si mis muebles son de madera? Píntalos y tendrán tu toque personal. Una mesa de comedor y sus sillas en color blanco iluminarán el salón. Coloca cojines en tono marfil a tu sillón de madera o pinta de color crema las vigas del techo; esto armonizará perfectamente con la calidez del estilo rústico. El toque natural lo darán las plantas. Úsalas junto con otros elementos para resaltar tu decoración.

Salones rústicos con aires modernos

Unir lo mejor de estos dos estilos es un reto que puedes alcanzar, sólo busca elementos modernos construidos con madera, hierro, cuero o arcilla. Combina tu mueble rectangular de madera rústica con dos sillones de tela cruda en color contrastante. ¿El centro de atracción? Una original mesa de comedor hecha de un listón natural de madera en tono claro. En este estilo puedes cubrir con madera oscura las vigas del techo, o si necesitas darle amplitud a tu salón rústico, utiliza pintura texturizada en color blanco. Coloca pocas plantas y añade  toques naturales con accesorios en tonalidades verdes.

Salones rústicos eclécticos. Diversos estilos en un ambiente natural

Crea tu propio estilo integrando en tu salón rústico varias tendencias de decoración. Lo importante es que mantengas el ambiente cálido y acogedor del estilo rural y lo acompañes con elementos modernos, vintage o hasta barrocos. Pero cuidado, no es mezclar por mezclar. Es combinar buscando un equilibrio. Para ello usa la herramienta perfecta: tu imaginación. Puedes colocar un cuadro moderno detrás de una butaca vintage, decorar con lámparas barrocas negras ese imponente estante donde pones la tele, o sobre tu mesa de comedor blanca esos tapetes artesanales que te regalaron. Ubica estratégicamente varias plantas, ya que lo natural no puede faltar.

Salones rústicos con chimeneas. El calor del campo en la ciudad.

Cuando piensas en la calidez de tu salón rústico, seguro que te viene a la mente una chimenea. Ella está asociada a la unión, al compartir y al disfrute familiar. Pero la chimenea es más que eso, es la protagonista de tu sala. Lúcela dándole un estilo que sea un reflejo directo de tu personalidad. Puedes convertirla en ese elemento diferente pero armónico que contrastará con tu decoración rústica: destácala con ladrillos en tonos naranja o enmárcala con una combinación de hierro forjado y madera. Si no tienes una chimenea en tu sala, pero mueres por una, tienes la opción de la eléctrica. Lo moderno va perfecto con lo rural, sólo usa tu creatividad para integrarla al ambiente de tu hogar.

Estas ideas para salones rústicos sólo cobrarán vida con tu ingenio y sello personal.  ¡Sorpréndelos a todos!

Ideas para salones rústicos. La calidez de la naturaleza en tu sala de estar
5 (100%) 13 votes
¿Te ha gustado este post? Compártelo y nos ayudarás a crear más contenido como este. Para nosotros significa muchísimo y a ti no te cuesta nada 😊
¡Síguenos!