Colores para habitaciones. Tu equilibrio entre la elegancia, el descanso y la alegría

¿Sabías que los expertos recomiendan pintar el dormitorio cada tres años?

En tu habitación ríes, lloras, cantas y bailas. Sientes la libertad de expresar tu yo interior.

Pero cada color tiene su propia energía que influye en tu estado de ánimo. Así que necesitas la combinación que te transporte a tu mundo ideal.

En esta temporada la paleta de colores viene alegre, pero sin dejar atrás los tonos pasteles o los neutros.

¿Te animas a darle unas pinceladas de personalidad a tus habitaciones?

Descubre ahora nuestros estilos preferidos. Toma nota y a pintar.

Psicología del color. Una habitación para cada personalidad

Los colores y los sentimientos van de la mano. Las asociaciones que haces entre ellos vienen de tus experiencias.

Por eso, cuando escoges un color, pones toda tu personalidad en él.

Si quieres darle a tu habitación una sensación relajante y tranquila utiliza los tonos fríos, como el azul, violeta y verde.

El rojo, naranja y amarillo expresan alegría y dan un efecto de cercanía. Estos son colores cálidos y brillantes y donde los uses harás que vibren por si mismos.

La última tendencia es que en una sola habitación esté presente el color en varios tonos, conocido como paleta monocromática. Con esta técnica tu ambiente lucirá sofisticado.

Para destacar la decoración con un accesorio, escógelo de un color complementario. El contraste lo convertirá en protagonista del decorado.

Por el contrario, si quieres que una mesa de noche le añada un efecto armonioso a la habitación, los tonos análogos son ideales.

Para crear un ambiente rústico incluye en el decorado colores tostados y crudos. Luego usa los alegres en cojines y ropa de cama para darle un toque más étnico.

 

Colores ideales para tus habitaciones pequeñas

Tu habitación pequeña no es un problema, es perfecta para que demuestres todas las habilidades artísticas que tienes. Es como un pequeño cofre, lleno de miles de cosas que asombrarán a todos.

Gris, el nuevo blanco

Para que tu habitación parezca más amplia puedes utilizar el blanco o cualquier tono claro. Pero como eres una chica actual y te gusta lo que está de moda, prueba con el gris.

Este color, muy utilizado en la decoración nórdica, es elegante y combina con cualquier accesorio que coloques. Con él crearás un efecto de profundidad y así tu habitación se verá cálida y más grande.

Colores oscuros

¿Quieres un color oscuro para tu habitación? ¡Úsalo sin problema!

Un tono azul oscuro hará que el ambiente se vea más íntimo. Combínalo con blanco o gris claro en el techo, en una pared o en los muebles, así gracias al contraste, el conjunto se verá ligero y luminoso.

Puedes pintar una pared con pintura de pizarra negra, y escribir en ella tus notas, mensajes y hasta poemas. Conseguirás un efecto chic que te encantará.

También puedes usar un color brillante en la pared que está al pie de la cama, así tu vista no se cansará y tu cuarto tendrá ese toque moderno y vibrante que tanto te gusta.

Una fórmula ideal

Utiliza colores claros para lograr un ambiente relajante, fresco y tranquilo. Para que esta fórmula sea perfecta, añade acentos de color con accesorios en tonos alegres. El resultado final será de impacto.

Preparando la habitación del bebé

Tu bebé nacerá pronto y quieres que su habitación luzca hermosa. Pero además quieres que se sienta cómodo y seguro en ella.

Los tonos neutrales como el gris, menta y blanco, son lo que marcan tendencia, porque aparte de transmitir tranquilidad y armonía, combinan fácil con azul, rosa, amarillo, naranja y… cualquier otro color que te guste.

Unos accesorios con animales como conejos o pollitos harán que el recién nacido se sienta rodeado de ternura.

Para decorar la habitación de tu bebé también puedes pintar paisajes montañosos en colores azules, grises y blancos; el dormitorio tendrá un agradable impacto visual. ¡Y están súper de moda!

Habitaciones infantiles

En su dormitorio tu niño juega, aprende y sueña. Para él ese lugar está lleno de experiencias y secretos.

Los niños llenan de alegría y entusiasmo cualquier espacio, por lo que su dormitorio debe ser como ellos: luminoso y colorido. Ah… pero cuidado con crear una invasión de colores.

Estos ejemplos y tu ingenio harán que encuentres el equilibrio perfecto entre su personalidad y los colores, para que la habitación infantil sea vibrante pero a la vez relajada, y así pueda dormir en calma.

Colores para el cuarto de los niños

El azul ha sido por muchos años el color más utilizado en la decoración de habitaciones infantiles. Puedes usarlo en cualquier tonalidad, pero la moda es pintar con paletas más subidas de tono.

No dudes en usar un azul brillante. Pero pinta una sola pared con él para que no sobrecargar el ambiente.

Una habitación en blanco se verá genial con pinceladas de color amarillo o mostaza. El cuarto irradiará luz y muchísima vida.

No le tengas temor al rojo y úsalo en algún accesorio de su habitación. Estimulará su actividad, su interés y entusiasmo. Además, si tu niño es fanático de Spiderman, el azul, negro y rojo no pueden faltar en la decoración de su cuarto.

Para la princesa de la casa

No veas el rosa como un color tradicional. Coloca un estallido de este color brillante sobre una base neutra blanca, beige o gris y verás como la habitación de tu hija cobrará una nueva vida llena de energía y alegría.

¿Sabías que los estudios dicen que el violeta activa la imaginación? Utilízalo con delicadeza y podrás lograr que el ambiente también trasmita paz y calma.

El rosa y el azul es una combinación única. Sobre unas paredes rosa pastel puedes colocar accesorios azul marino. La habitación de tu niña lucirá tierna y, al mismo tiempo, sofisticada.

Si te aminas a optar por imágenes de vinilos, una base blanca es lo que necesitas. Deja tus paredes en ese color y añade diseños de color intenso.

Colores para habitaciones juveniles

La adolescencia es por naturaleza una edad de cambios. Los jóvenes no quieren nada con lo convencional, así que únete a ellos y a innovar con estos colores.

Lila y verde intenso

Son dos colores difíciles de fusionar, pero nada es imposible para ti. Juega con los tonos y algo de blanco para crear una obra de arte para una chica que quiere descubrir el mundo.

Rosa palo, verde y blanco

Una idea atractiva para decorar una habitación juvenil es jugar con los colores. Con estos tres lograrás tener una habitación muy juvenil, romántica y alegre.

Marrón y rosa

Puedes combinar tus muebles de madera con paredes en color rosa o pintar el cabecero de la cama de tu hija en marrón y el resto de las paredes en rosa palo. Si añades cojines estampados de ambos colores, provocarás un efecto de confort y elegancia.

Gris

El gris es un color que da luz y elegancia. Puedes usarlo en diferentes tonos y el cuarto de tu hijo tendrá cierto aire industrial.

Negro y amarillo

Un cuarto con una pared negra, tipo pizarra, y el resto blancas se verá algo oscuro y triste. El golpe de color lo darás con toques de amarillo fuerte. El efecto será genial.

Naranja

El naranja es un color divertido. La mejor de utilizarlo es atenuarlo con algunos accesorios de color oscuro, como el negro, azul marino o verde intenso.

Lo último en colores para habitaciones de matrimonio

El color es uno de los aspectos más importantes de la decoración de tu dormitorio, porque reflejará los gustos y personalidades de la pareja. Ponerse de acuerdo para escoger el ideal puede ser una tarea algo complicada, pero con estos tips tú lograrás que este proceso sea todo un éxito.

Convierte la tarea de encontrar colores para pintar las paredes de tu habitación matrimonial en un momento alegre y divertido en pareja.

Mira estas combinaciones de colores:

Naranja y verde agua

Existen muchas ideas para decorar tu dormitorio matrimonial. Una de ella es que combines diferentes tonos de verde agua con algún elemento color naranja. Consigue que tu habitación tenga un punto de realce que la haga lucir sensacional.

Azul pastel y naranja claro

Estos dos colores impregnarán tu ambiente de romanticismo. ¡Pruébalos y verás!

Amarillo tostado y azul

Sofisticado, así se verá tu cuarto con estos colores. Una cortina o cojines amarillos tostados resaltarán sobre tus paredes azules, una mezcla de tonos que nos enamora a primera vista.

Rosa y malva

Los techos suelen ir pintados de blanco, pero puedes atreverte a usar un color rosa claro y un malva en tus paredes.

Tu creatividad te guiará a jugar con estos dos tonos, que no suelen presentarse juntos.

Azul y rojo

Si te gusta el estilo oriental, estos dos colores van perfectamente con tu habitación. El equilibrio entre los tonos es la base, y tú eres una experta en lograrlo.

Negro y verde menta

Esta mezcla de colores tiene un aire vintage, ya que el menta aporta frescura a una elegante pared negra. Puedes utilizar pintura a la tiza en esos tonos y llenar de romanticismo tu dormitorio.

Ocre, azul y rosa empolvado

Como tu cuarto debe invitar al descanso, píntalo de un hermoso color rosa empolvado. Y para romper los esquemas, coloca una lámpara azul o pinta el marco de las ventanas en ese tono. El toque final lo darás con unos cojines en color ocre. El resultado armónico que lograrás será sensacional.

Verde oliva y azul pastel

Puedes pintar un original cabecero de cama en un tono verde oliva y usar ropa de cama en azul pastel.  ¡Intenta algo diferente en tu habitación!

Marrón y gris

Los colores metálicos están en boga, así que combina varios tonos de gris, incluyendo uno algo metálico, con la calidez del marrón. Tu habitación invitará a descansar por muchas horas.

Azul celeste y ultravioleta

Esta combinación te fascinará, porque además de aportar paz en el ambiente, estarás a la última moda. Un toque de ultravioleta, en un cojín, un florero o una silla, destacará ese azul claro que tanto te gusta.

Antes de comprar la pintura…

Cuando pensabas que tenías el color ideal, ves otro mejor y te entra la duda ¿Se verá bien en mi habitación? ¿Si lo compro y no me gusta? Quieres asegurarte para no perder tiempo y dinero.

Considera estos puntos antes de decidirte a comprar tu pintura:

Accesorios

Coloca sobre la pared que deseas pintar un cuadro, una cortina o usa una ropa de cama que sea del color que elegiste. De esta manera podrás visualizar cómo se vería la habitación con ese nuevo tono que deseas, y así decidir si te gusta.

Iluminación

El tono del color varía dependiendo de la luz que incida sobre él, por eso es importante que veas qué tipo de luz ilumina tu cuarto. Si es natural reflejará el color real, si es incandescente tendrá un tono más amarillento,y si es fluorescente se verá un poco más frío.

Imágenes adhesivas

Esta es una opción práctica y divertida. Busca algún motivo, elaborado en material adhesivo, que sea del color que escogiste, pégalo en la pared y ¡listo! Si te gusta como se ve, entonces compra la pintura y a pintar.

¿Quieres una habitación más amplia e iluminada? ¿O tal vez una alegre y vibrante?  Para cada sentimiento hay un color, busca el que más se parezca a lo que quieres sentir al estar en tu dormitorio. Deja que tus emociones te guíen.

Colores para habitaciones. Tu equilibrio entre la elegancia, el descanso y la alegría
5 (100%) 4 votes
¿Te ha gustado este post? Compártelo y nos ayudarás a crear más contenido como este. Para nosotros significa muchísimo y a ti no te cuesta nada 😊
¡Síguenos!