Ideas para una decoración boho chic. La combinación perfecta entre el color y la libertad

Si estás buscando una decoración donde te sientas libre, alegre y llena de vida, el estilo boho chic es para ti. En él se hacen posibles todas las combinaciones de colores, materiales y formas que imagines.

Los colores fuertes y brillantes harán que llenes tus salones del espíritu bohemio de libertad.

La magia del color

En otros estilos debes escoger un tono base para tu ambiente, pero aquí no tienes ese problema, ya que puedes usarlos absolutamente todos. Aunque te parezca una idea loca, está permitido jugar con tonos brillantes, alegres y eléctricos. Ésa es la esencia del boho chic.

Siente la libertad de mezclar el fucsia con el naranja y verde, o hacer un degradé de amarillo y azul intenso. Todo es válido siempre que lo hagas con naturalidad, creando armonía en cada contraste.

Ten en cuenta que para un verdadero estilo chic debes pintar las paredes en tonos neutros o blanco. El colorido lo tendrán los accesorios del decorado. Cuida siempre de colocar algunos con tonos tierra, así evitarás un ambiente sobrecargado.

Iluminando tus salones al estilo bohemio

Ante una decoración tan alegre, la luz juega un papel importantísimo, ya que destacará los colores y al mismo tiempo creará una atmósfera cálida.

Una lámpara colgante de macramé es la opción artesanal perfecta. Su iluminación tenue hará que tu salón sea acogedor, al igual que las lámparas hechas con telas.

Coloca velas, faroles o candelabros, que darán una luz de baja intensidad.

Decoración hippie chic con flores y plantas

En tu salón, las flores llenarán el espacio con su colorido y alegría, añadiendo a la vez ternura y calor a tu decoración hippie chic.  

Haz tú misma un arreglo de flores naturales y ponlo en la tetera que heredaste de la abuela. También puedes colocar cojines, alfombras, cuadros con estampados florales y hasta crear una cortina de flores tejidas en crochet.

Las plantas para interiores ayudan mucho a aportar frescura y serenidad a la estancia.Para esto coloca en el suelo algunas plantas sembradas en tiestos de barro y otras cuélgalas del techo en originales maceteros de macramé.

La gracia y movimiento de los elementos colgantes

El movimiento de los elementos colgantes simboliza la libertad propia de lo bohemio. Desborda tu imaginación creando nuevos accesorios divertidos con objetos que tengas en casa.

Una idea fácil y económica es trabajar con flecos y pompones. Puedes colgarlos del techo o en los pomos de las puertas o colocárselos a las cortinas, cojines o mantas.

También puedes incorporar atrapasueños que darán ese toque étnico propio del estilo, y hasta una hamaca o sillón colgante.

Telas llamativas bohemian chic

Los cojines son los accesorios favoritos en la decoración bohemia, ellos le darán el toque aventurero y brillante al salón. Estos deben apreciarse y no estar apilados unos sobre otros.

Si quieres un espacio más íntimo y cómodo, atrévete a poner en el suelo unos almohadones y siéntate sobre ellos a leer o a conversar con tus amigos.

Tu cama puedes vestirla con sábanas de flores multicolores y llenarla de almohadas, así cuando estés acostada y quieras ver la tele, sólo deberás acomodarlas a tu gusto.

Si consigues esos vestidos de los años 60/70 úsalos de cortina para tu cuarto. Es un detalle mágico que a todos les va a encantar.

Para crear un impacto en tu decoración bohemia, utiliza dos alfombras. Una que cubra parte del suelo del cuarto y otra como pie de cama. Sólo trata que sean de formas y diseños diferentes, para que se aprecien por separado.

Terrazas llenas de buena energía

Puedes crear un área para estar en contacto directo con la naturaleza, algo muy propio del alma libre. Unos puff  en colores brillantes serían el complemento ideal para este ambiente.

Esta idea es genial para decorar una terraza o un pequeño jardín. Tú harás que este espacio tenga mucha personalidad. 

Un espíritu viajero

Aquí se mezclarán elementos locales con los de otros países, representando así el espíritu bohemio libre.

Tendrás la gran oportunidad de exhibir esos objetos que son recuerdos de tus viajes, o aquellos que te gustan porque representan diversas culturas.

Aunque te parezca imposible que en un mismo ambiente estén un sombrero tejano, una foto de la Torre Eiffel y un tapiz hindú, tu creatividad logrará que armonicen excelentemente.

Estilo boho chic blanco

Aunque parezca un poco extraño luego de ver las anteriores ideas llenas de color, también es posible hacer una decoración estilo bohemio solo con colores claros.

Si lo tuyo es la tranquilidad, los tonos blanco y beige son los que deben predominar, así como el uso de lámparas y adornos de macramé, alfombras y tapices tejidos.

Las plantas naturales darán el toque final perfecto en este estilo de decoración, ya que su color verde armonizará a la perfección con el resto de la habitación.

La pieza importante de la decoración Boho

Necesitas un elemento protagonista: diviértete buscándolo. Recorre tu casa o una tienda local, mira con ojos creativos y, si te gusta algo, seguramente ésa sea la pieza indicada. Puede ser un sillón, un espejo o hasta una antigua lámpara de mesa. No tiene que ser de gran tamaño o colorido, sólo imponente, que resalte en el ambiente y sea tu elemento chic de este decorado.

Por último, recuerda esto: en el estilo boho chic no hay reglas, sólo cuenta tu ingenio para manejar los accesorios.

Con estas ideas tu casa será una extensión tuya, por eso escoge las que más se parezcan a ti y manos a la obra.

¿Te ha gustado este post? Compártelo y nos ayudarás a crear más contenido como este. Para nosotros significa muchísimo y a ti no te cuesta nada 😊